close up photography of yellow green red and brown plastic cones on white lined surface
Negocios y emprendimiento

Nadie es indispensable en esta empresa

Hace unos días leí en LinkedIn un post que decía que frases como «nadie es indispensable en esta empresa» demuestran una cultura de trabajo tóxica. Y creo que tiene razón, esa frasecita (que a mí también me la han dicho) se usa a menudo para intimidar y amenazar indirectamente con un despido. Sin embargo, y esto es lo interesante, también es verdad: en una empresa nadie es indispensable.

Corrijo: en una empresa correctamente gestionada nadie es indispensable. Es más, uno de los mayores sueños de todo emprendedor es retirarse. Y no porque su empresa fracase, sino porque ya no lo necesita. ¡Que mayor logro que despedirte! Significa que lo lograste, que la empresa funciona por sí sola, que no depende de ti, ni de nadie más.

Como emprendedor cometí el error de tener mi lista de indispensables en EDteam: personas a las que ayudé mucho en su formación y que aportaban un gran valor a la empresa. Y me aterraba la idea de que se vayan o que otra empresa les haga una oferta contra la que no pueda competir. Hasta que sucedió y se fueron todos (en diferentes temporadas). El shock emocional fue tremendo y también la lección que aprendí: tenía que seguir sin ellos. Y no fue difícil. Mis temores eran infundados.

Toda empresa bien dirigida tiene sistemas y procesos para gestionar el conocimiento y el talento humano. Así se puede hacer la transición de una persona a quien la remplace sin mucha complicación. Steve Jobs planificó los siguientes años de Apple antes de morir y escogió a su sucesor: Tim Cook. Y el crecimiento de Apple demuestra que escogió muy bien (a pesar de que la prensa vaticinó erróneamente que Apple no sobreviviría sin Jobs). ¡Y si ni el mismísimo Steve Jobs era indispensable ni tú ni nadie en tu equipo debería serlo!

Estoy completamente de acuerdo con que es bajo coaccionar a tu equipo diciéndoles que nadie es indispensable. Pero también es verdad: nadie es indispensable. Cuida a tu equipo, ayúdales en su formación y en su bienestar y prepárate para el doloroso momento en que se vayan. Atrás quedaron los tiempos en que una persona se quedaba toda una vida en la misma empresa. En estos tiempos nadie es indispensable y debes gestionar tus equipos con eso en mente.

A %d blogueros les gusta esto: